martes, 1 de abril de 2008

Salud pública.

Dentro de unos años habrá una oleada de muertes por infarto entre la gente que va ahora a los gimnasios a ponerse cachas. No creo que su corazón y sus pulmones puedan oxigenar una cantidad infinita de músculos.

1 comentario:

el maquinista dijo...

Lo mismo passa con los ciclistas.