lunes, 19 de mayo de 2008

Argumento para un best-seller.

(...)y eso, que si fueras mujer venezolana y quisieras ganar el Planeta deberías escribir "Las pirañas te comerán un huevo al atardecer", novela que trataría sobre la vida de una niña indígena de la cordillera por antonomasia, que se enamora de un hombre adulto que se mete en la guerrilla, ella lo sigue y acaba siendo la puta del campamento sin entender como, pero eso le gusta, y encuentra así su verdadera vocación y su destino en la vida. Pero en ese momento el ejército regular hace una incursión en la selva y la trincan.
Pasa unos años en la cárcel donde conoce a una anciana que estuvo en el ejército zapatista y cuyo hijo fue ejecutado por un malvado español sin bigote. Esta anciana le enseña muchas recetas de cocina y canciones revolucionarias, lo cual la deja más o menos igual.
Pero poco a poco se enamora de un carcelero mucho más joven que ella y esta vez sí, con bigote. Lo engatusa y se fugan juntos a Cuba, con la mala suerte de que allí está estallando la revolución. Tras perder a su hijo en una revuelta y cuando su carcelero bigotudo la abandona por la revolución, se va un día a la playa, y de una manera muy hermosa se funde con el mar para siempre.
La última frase del libro debe ser algo de la muerte, del recuerdo y la paz y esas cosas.

3 comentarios:

Ana Muñoz dijo...

mmm... esto no será lo de clark kent, verdad?

Nacho O dijo...

ya estamos, otro igual. el tipico tio en plan pues esto es una mierda, esto lo se hacer yo con la gorra, y luego no les llega ni para hacer un blog medio interesante...

DAVID YÁÑEZ (un tipo sin suerte) dijo...

jajajajaja.

Me pongo a ello, a ver si me sale como a isabel Allende y me forro!