domingo, 18 de mayo de 2008

Sí, bueno, no.




Hay días en que lo único que uno puede hacer es ponerse un sombrero.

2 comentarios:

Ana Muñoz dijo...

chapeau

Anónimo dijo...

Me descubro ante usted!!