lunes, 15 de diciembre de 2008

Discurso a lo Braveheart para antes de una boda.

Basado en hechos reales. Enhorabuena Rafa y Cristina.

"¡Yo soy un borracho! ¡Y un gordo cabrón! Y estoy viendo a todo un ejército de borrachos y gordos como yo, aquí desafiando la tiranía de las dietas y la ensalada. Habéis venido a jalar como hombres libres, y hombres libres sois. ¿Qué haríais sin entrecot? ¿Comeréis y beberéis como puercos?

- No. Huiremos, y viviremos...

Jalad, y puede que reventéis. Huid y viviréis. Un tiempo al menos. Y al morir en vuestro lecho, dentro de muchos años ¿no estaréis dispuestos a cambiar todos los días desde hoy hasta entonces, por una oportunidad, sólo una oportunidad de volver aquí a matar vuestras neuronas y a atrofiaros las arterias?

Puede que se nos case un amigo, pero jamás nos quitarán... ¡¡¡el pacharáaaaaan!!!"


4 comentarios:

El Mitico John Glenn dijo...

pheeGenial, sublime, epico, emocionante, conmovedor.
Ya las bodas no serán lo que eran. Ahora las veré con otros ojos.
Gracias por descubrirme la verdad.
El Mitico J.G.

supersalvajuan dijo...

Viva la dieta del pobre.

anonimo dijo...

La boda termino practicamente igual que la pelicula.

Anónimo dijo...

real como la vida misma, mis arterias y neuronas lo atestiguan. Aquel fue uno de los momentos mas bellos de mi vida...