miércoles, 18 de junio de 2008

El misterioso caso de la implosión de la gaseosa.

No pongan una botella de gaseosa de dos litros congelada y cerrada cerca de las personas, y esperen a que se descongele... porque no lo hará. Y si lo hacen procuren que no apunte a nadie o a nada a lo que tengan aprecio.
Menudo susto.

2 comentarios:

El Emperador dijo...

Leeré tu blog sólo por lo de Becario Freelance. Simplemente Genial!!

El Emperador
loboslibres.blogspot.com

CARINA dijo...

bueno no se si es una broma ( soy naif y me creo todo) pero por las dudas no lo intento...
un besote